domingo, 30 de julio de 2017

Santo Domingo de la Calzada en la Rioja Alta




Un paseo temprano desde el parador de Santo Domingo Bernardo de Fresneda, ubicado en el Convento de San Francisco, por la Calle Mayor (silente, empedrada, con casas de una planta, balcones de hierro, alerones en los tejados, farolas aplicadas en las fachadas) a la Catedral es un goce urbano. Contrapuesto al agite ruidoso de las ciudades modernas  con tráfico de vehículos.

Al final de la calle te topas con la Torre Exenta, esbelta, barroca, de 70 metros de altura, con campanario en uno de sus cuerpos, reloj, centinela del Pórtico Sur o Mediodía de la Catedral con tres esculturas de los patronos de la diócesis, que mira de arriba abajo a los transeúntes alojados en el más reciente Parador de Santo Domingo de la Calzada, antiguo hospital del siglo XII, y origen de la ciudad.

La Catedral (Bien de Interés Cultural) consagrada como tal en 1232 es la parada obligada de cualquier visitante desde el Pórtico Sur por su planta de cruz latina, composición arquitectónica de las bóvedas y capillas en estilo gótico, rubricadas con 34 tipos de marcas de cantería, girola o deambulatorio para la visión ininterrumpida de las capillas, retablo esmerado con esculturas de variado simbolismo en el crucero norte de Damián Forment, que ya había dejado muestras de su dominio del alabastro en el Pilar de Zaragoza o en el Monasterio tarraconense de Poblet, cripta de Santo Domingo, claustro o el Gallinero (1460) que mantiene vivos un gallo y una gallina, blancos, cuidando de preservar la leyenda del milagro del ahorcado, que es un Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial por parte del Gobierno de La Rioja ("Santo Domingo de la Calzada donde cantó la gallina después de asada").

Lea también Santo Domingo de la Calzada bañada por el río Oja en http://lumivian.es

Retablo de Damián Forment

Gallinero de la Catedral
Reja de capilla
dir leyenda

No hay comentarios:

Publicar un comentario