lunes, 7 de agosto de 2017

Monasterios de Suso y Yuso. San Millán de la Cogolla



Monasterios de Suso y Yuso. San Millán de la Cogolla.

Desde un eremitorio rupestre (Suso) hasta la creación del Aula Patrimonio Emilianensis, San Millán de la Cogolla mantiene vivo el conocimiento histórico de unos monasterios haciendo de sus talleres una pedagogía del patrimonio. 

La cuna del castellano prendió en este valle riojano, regado por río Cardenas, al pie de la sierra de la Demanda. Escribiendo glosas al margen de un códice latino en el scriptorium de San Millán de la Cogolla, el amanuense Muño escribía palabras como salbatore. Era el primer llanto reiterado de una oración en la prosa que sería el castellano. 

El monasterio de Suso impone por su simplicidad de estilo para unos monjes de austera vida monacal. Desde su altura un peregrino imagina con más vehemencia las creencias de sus moradores. 

Abajo, a unos 1,8 kms., el Monasterio de Yuso, con sus restauraciones y adaptaciones a lo largo de siglos, es un complejo arquitectónico de indudable valor. Además de las glosas, su valor simbólico es ser origen del castellano, una lengua que usaba el pueblo. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario